.

.

viernes, 14 de diciembre de 2018

Liberalismo es respetar los proyectos de vida de los demás



Les presento a Nuria, 23 años, pastora.
Nuria hace un emotivo alegato en defensa de su libertad individual y de su derecho a que los legisladores respeten su proyecto de vida. Ella no podría ejercer su profesión si los políticos prohíben una actividad ancestral: los perros pastores.







Se conoce que les parece poco la cantidad de regulaciones, permisos, controles de calidad, inspecciones veterinarias, aranceles, directivas, reglamentos, cuotas, imposiciones y toda clase de morralla legislativa que está estrangulando a ganaderos/agricultores y ahora, recientemente algunos legisladores han aprobado normas jurídicas sobre la tenencia de animales que rozan lo esperpéntico y demencial.


La norma también prohibe poner a
los perros como barreras del ganado


Ley 6/18 de 26 de nov. de protección de los animales - La Rioja



Luego se quejan de la despoblación rural: 



Nuria sólo se equivoca en una cosa: cuando dice (min. 00:45) que “la sociedad le quiere obligar a ser parte de su capitalismo”. Son los anti-liberales, anti-capitalistas, que, por cierto, salen como churros de las Facultades de Derecho y de Ciencias Sociales, arrogantes, totalitarios y chulitos hasta la nausea (lo se de primera mano), los que quieren obligar a Nuria a renunciar a su proyecto de vida. Una sociedad liberal jamás haría eso. El liberalismo es una corriente de pensamiento cuyo valor central es la libertad de cada individuo para desarrollar sus propios proyectos vitales respetando ese idéntico derecho en las demás personas (JRR). Los liberales creen que el respeto por la libertad individual es el requisito central de la justicia. Creen que las relaciones humanas deben basarse en el consentimiento mutuo. Los liberales defienden una sociedad libre basada en la cooperación, la tolerancia y el respeto recíproco (J. Brenan).
                                     


sábado, 8 de diciembre de 2018

Ecologismo Progre: "El desierto soviético del mar de Aral" (por Fernando Diaz Villanueva)






El desierto soviético del mar de Aral

A mediados del siglo XIX los soldados rusos llegaron a las costas del mar de Aral, en las resecas estepas del corazón de Eurasia. Era una tierra salvaje, casi virgen, patria de los jinetes nómadas que un día habían dominado el mundo. Los zares incorporaron a su imperio este área tan extensa y prácticamente ingobernable porque se encontraban en plena carrera contra los británicos por el dominio del Asia central. Aquella frenética competición duró un siglo y se la recuerda como “el gran juego”. Rusos y británicos fueron tomando posiciones. Los unos desde la gélida Siberia; los otros desde su imperio indio por controlar todas las vías de comercio entre el este y el oeste. 



Los rusos se hicieron fuertes en las estepas, los ingleses en la costa. Al final, después de un siglo de rivalidad, llegaron a un acuerdo poco antes de la primera guerra mundial, en 1907, porque, ya para entonces, los dos corredores se necesitaban mutuamente para frenar el poderío de la Alemania imperial. El hecho es que, todavía en 1847, faltaba mucho para ese acuerdo amistoso. Los militares rusos destacados en la región de Uzbekistán, temerosos de que los ingleses apareciesen de improviso por el horizonte, ordenaron armar una pequeña flota en el inmenso lago salado que acababan de añadir al inventario de posesiones del zar. 



Fundaron una ciudad, Aralsk, que sería puerto principal y centro de operaciones de la flotilla rusa del mar de Aral, la flota de guerra más alejada del mar en todo el mundo. La pesca, que había sido siempre la principal actividad económica en las costas del mar de Aral, se sofisticó con la llegada de los rusos. Los pueblos ribereños crecieron y se armaron flotas pesqueras que, en sus mejores tiempos, llegaron a capturar un sexto de toda la pesca rusa. Los dos primeros barcos que navegaron por el Aral eran dos goletas llamadas Nikolai y Mijail, luego llegaría el Constantino, que realizó el primer mapa detallado de las costas de este mar interior, de cuya existencia se sabía pero que era una incógnita en todo lo demás. En 1851 llegaron los vapores cuyas calderas se alimentaban con el carbón traído desde la cuenca del Don, en la lejana Ucrania. El ejército pagaba el transporte por las estepas porque, a fin de cuentas, aquello de la flota del Aral no era más que una cuestión de hegemonía. Aparte de la testimonial presencia militar, los zares no se metieron con el mar de Aral, ni con su avifauna, ni con sus ríos, ni siquiera con la gente que poblaba sus riberas. El poder de los Romanov era absoluto, pero no uniformador. Las cosas cambiarían con la revolución. Los bolcheviques, que destronaron y heredaron a los zares haciéndolos incluso buenos, anexionaron –generalmente por la fuerza– a su unión de repúblicas soviéticas a los antiguos súbditos del imperio. Los uzbecos también fueron sometidos contra su voluntad a la disciplina socialista y, con ellos, su mar de Aral. Una vez amarrados al poder, los hombres del Politburó consideraron que ese mar, allí, en mitad de la nada, consumiendo el agua preciosa de los ríos Sir Daria y Amu Daria, era un error de la naturaleza, un recurso ocioso que la revolución podría poner en valor. En 1918 el primer Gobierno comunista dedicó 30 millones de rublos para canalizar los ríos e irrigar una vasta zona de estepa que habría de convertirse en la mayor plantación de algodón del mundo. 

Vista satélite 1989 y 2014

El propio Lenin escribió que “la irrigación hará más que cualquier otra cosa para revitalizar y regenerar la región, enterrando el pasado y haciendo la transición al socialismo más segura”. Las aguas de los dos únicos tributarios del mar fueron desviadas de sus cauces para regar miles de hectáreas de terreno. En sólo una década, la república soviética de Uzbekistán vivía ya en exclusiva del monocultivo de algodón. La idea era competir con los Estados Unidos y, gracias a la abundancia de agua y la extensión cultivada, copar el mercado mundial de algodón que, de este modo, se transformaría en una suerte de oro blanco para las arcas soviéticas. Los planificadores no contaban, obviamente, con la supina ineficiencia del sistema y la baja productividad de la agricultura colectivizada. Se construyeron más de 30.000 kilómetros de acequias y canales, 45 presas y 80 embalses. Pero la infraestructura estaba tan mal hecha que, en algunos casos, dejaba escapar hasta tres cuartas partes del agua que transportaba. 






El canal Karakum, cavado en el desierto de Turkmenistán, tardó más de 30 años en construirse y tenía una longitud de casi 1.500 kilómetros, pero estaba lleno de filtraciones, lo que redundó en la productividad de los cultivos. Las obras de irrigación continuaron durante las décadas siguientes hasta consumir todo el caudal del Sir y el Amu Daria. Hacia 1960 el mar ya no recibía apenas aporte hídrico y entonces, tal y como esperaban los padres de la URSS, empezó a encoger. Al principio lentamente, unos 20 centímetros al año, luego, a partir de 1975, a toda velocidad. En los años ochenta el nivel de las aguas bajaba un metro al año alejando la línea de costa más y más hacia el interior. Las autoridades ni se inmutaron. Ya tenían previsto que eso sucediese, formaba parte del plan. Un plan que había condenado a todas las localidades costeras a la ruina. Un plan que había condenado a los uzbecos y los kazacos a vivir eternamente atados a una plantación de algodón. Un plan, en definitiva, que ocasionó el mayor desastre ecológico de la Historia, y este sí que fue antropogénico y deliberado


Historia Criminal del Comunismo



Vistos los indeseables efectos de la desecación del mar sobre la población –enfermedades respiratorias y digestivas, tuberculosis y un largo etcétera–, los ingenieros soviéticos pensaron en traer agua desde la cuenca del río Obi, en Siberia, para rellenar el Aral, como si éste fuese una bañera que otros ingenieros, los sociales, vaciaban y llenaban a placer. El rellenado no fue posible, en 1986, cuando fue descartada la idea, no quedaba ya ni dinero ni ganas de seguir transformando el Asia Central a golpe de piqueta. La Unión Soviética colapsó poco después, dejando moribundo el que fuera el cuarto mayor lago del mundo. Nadie, por descontando, se hizo responsable de la salvajada, y las organizaciones ecologistas occidentales, obsesionadas entonces con el agujero de la capa de ozono y el CFC de los desodorantes, no dijeron ni mu. Como con Chernobil, la URSS tenía patente de corso medioambiental. Pero el mal estaba ya hecho. Las jóvenes repúblicas desgajadas de la URSS no tenían otra cosa de la que vivir y el mar fue a menos hasta quedar partido primero en dos y luego en cuatro charcas diminutas con una altísima salinidad que mataba a todo bicho viviente. En 2004 era ya sólo una cuarta parte de lo que había sido 30 años antes, en 2007 era ya sólo el 10%. Hoy, el mar de Aral está virtualmente muerto. 




Al norte, gracias a una presa terminada en 2005 se ha logrado salvar un pedacito que está recuperándose lentamente. El resto, cerca del 80% de lo que fue el inmenso lago de las estepas, es un desierto salino Su lugar lo ocupa un nuevo desierto, el de Aralkum, que todavía no aparece en los mapas pero que ahí está como monumento perpetuo a la arrogancia y estupidez del Homo Sovieticus.

Fernando Díaz Villanueva . Historia criminal del comunismo.






sábado, 1 de diciembre de 2018

Diferencia entre el Ladrón común, el socialdemócrata y el comunista.




El ladrón común*(1) no desea destruir el mercado, ni acabar con la policía que lo defiende, pero tampoco quiere competencia: si todos robaran a todos reventaría el sistema capitalista de libre mercado que le proporciona riqueza a cambio de nada. Un político socialdemócrata se parece al ladrón común: se apropia de la riqueza creada por otros y tampoco pretende destruir el mercado. Sin embargo, a diferencia del ladrón común, el socialdemócrata, bajo el disfraz de "justicia social", crea un entramado de competencia de habilidades para capturar privilegios estatales, defendido por su propia policía, donde, legalmente, todos intentan robar a todos*(2) mediante regulaciones, expropiaciones, subvenciones, observatorios, concesiones, agencias, licencias, prohibiciones, tasas y tributos, lo que inevitablemente conduce al colapso del mercado. Por eso los comunistas se hacen pasar por socialdemócratas.

martes, 27 de noviembre de 2018

Publicidad "Imagine"

Heineken Cerveza, publicidad "Imagine"



Antes los publicistas te vendían un estilo de vida. Sin embargo, la publicidad ha cambiado. Hoy ya no estás comprando un estilo de vida sino que …. (atención: léase con voz de completo “gilipollas-copodenieve-empoderado” ) …. “estás definiéndote como persona, expresándole tu valor existencial al mundo”.

Brutal Paul Joseph Watson sobre La Publicidad -“Imagine”- Contemporánea (vídeo de Jota Dobbs):

sábado, 24 de noviembre de 2018

"El capital necesita al patriarcado para subordinar a las mujeres y explotar más eficazmente a la clase obrera"



No se me ha ido la olla. Empecé a ver un debate, capitalismo vs. socialismo y me encontré con este discurso de Rosana López (que transcribo íntegro más abajo).




Este es uno de los discursos más nauseabundos que haya podido escuchar.

Sep. 2018, punto de inflexión global: "más de la mitad de la población mundial es ahora de clase media".

Fuente Brookings Institution: Punto de inflexión global



No podía dejar pasar esta noticia del pasado mes de Septiembre que transcribo íntegra a continuación. Tenemos la impresión de que vivimos en un mundo cada vez peor, lleno de miseria, injusticias y desigualdad pero, analizando la realidad y los datos, resulta que no es cierto. Todo eso se va reduciendo. Existe la pobreza, no cabe duda, pero estamos cada vez mejor. Lo que pasa es que noticias como esta no se difunden en los grandes medios de comunicación. El pasado mes de septiembre se produjo un hecho extraordinario. Por primera vez la mayor parte de la población mundial (algo más del 50%) es clase media (personas con un poder adquisitivo que les permite vivir con cierto desahogo) o clase alta. Pero lo mejor de todo es que dada la velocidad a la que se están produciendo los cambios, esos 630 millones de personas (columna izquierda) que aún viven en la pobreza extrema, habrán salido en unas pocas décadas.

viernes, 16 de noviembre de 2018

miércoles, 7 de noviembre de 2018

El Mono Desnudo


Extracto

El Mono Desnudo, por Desmond Morris

Hay ciento noventa y tres especies vivientes de simios y monos. Ciento noventa y dos de
ellas están cubiertas de pelo. La excepción la constituye un mono desnudo que se ha puesto a sí mismo el nombre de Homo sapiens ..[..]... Yo soy zoólogo, y el mono desnudo es un animal. Por consiguiente, éste es tema adecuado para mi pluma, y me niego a seguir eludiendo su examen por el simple motivo de que algunas de sus normas de comportamiento son bastante complejas y difíciles. Sírvame de excusa el hecho de que, a pesar de su gran erudición, el Homo sapiens sigue siendo un mono desnudo; al adquirir
nuevos y elevados móviles, no perdió ninguno de los más viejos y prosaicos. Esto es, frecuentemente, motivo de disgusto para él; pero sus viejos impulsos le han acompañado durante millones de años, mientras que los nuevos le acompañan desde hace unos milenios como máximo... y no es fácil sacudirse rápidamente de encima la herencia genética acumulada durante todo su pasado evolutivo. Si quisiera enfrentarse con este hecho, sería un animal mucho más complejo y tendría menos preocupaciones. Tal vez en esto pueda ayudarle el zoólogo.......

domingo, 4 de noviembre de 2018

El Agotamiento del Ego




Como ya comenté en otra entrada, Daniel Kahneman, psicólogo, profesor emérito en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey) y premio Nobel de Economía en 2002, ha explicado que nuestro cerebro funciona con dos sistemas. El «sistema 1» emite juicios inmediatos e intuitivos, y el «sistema 2» requiere de esfuerzo mental y elaboración para ello.  El sistema 1 desarrolla sistemas de ideas que no requieren de esfuerzo, pero es incapaz de crear pensamientos ordenados y estructurados. Esto último es lo que hace el sistema 2. El sistema 1 es el predominante. Y este, como dice Kahneman, continuamente genera sugerencias para el sistema 2 en la forma de impresiones, sentimientos, intuiciones, intenciones e impulsos, que en dicho sistema 2 se convierten en creencias y acciones voluntarias. El sistema 1, entonces, es el emocional, y el sistema 2, el racional. 



El Agotamiento del Ego

viernes, 26 de octubre de 2018

- Javier Milei : "Hay que identificar al enemigo" ....

 - Javier Milei: "Esta sociedad está infectada de socialismo" ..... "Tienen que identificar al enemigo" .... "Hay que ir contra los políticos, ellos son nuestros enemigos"....



jueves, 18 de octubre de 2018

Eduardo Marty; Derecho de Propiedad: Derecho a la Vida


  • - Eduardo Marty: "Si un hombre no tiene derecho a disponer de los frutos de su trabajo, no tiene derecho a disponer del mecanismo que le permite sustentar su vida, y por lo tanto, no tiene derecho a disponer de su vida. Cuando se prohíbe el derecho de propiedad, se prohíbe el derecho a la vida".



domingo, 14 de octubre de 2018

Salario Mínimo por Ley (SMI) - Intervencionismo - Economía contra-intuitiva

Intervencionismo



Como señalé en mi post anterior:
  • Cuando se implementan leyes de salario mínimo que imponen salarios más altos que los salarios de mercado existentes, se produce desempleo involuntario.
Esto es una proposición económica irrefutable. En una economía de libre mercado, de producción en masa para las masas, una intervención del gobierno en la economía promulgando una norma jurídica que imponga un salario mínimo, por encima de los que establece el mercado, no es más que el intento de corregir docenas de intervenciones previas (expoliación fiscal, inflación monetaria, legislación laboral,  proteccionismo, control de precios, control del cambio exterior, regulaciones económicas liberticidas, etc, etc, etc),  con multitud de efectos contrarios a los perseguidos. Toda, absolutamente toda intervención del gobierno en la economía (limitando o aniquilando la voluntad de las partes) genera una cascada de efectos contrarios a los que dicen que se pretenden conseguir. Y así, una y otra vez se van acumulando intervenciones para tapar los agujeros de intervenciones previas. Pero todo esto es algo de dominio público entre el 99,99% de los gobernantes actuales. Ellos lo saben (incluso en Venezuela lo sabían y lo saben). El problema, para nosotros, es que los fines que ellos persiguen no son los que en público dicen perseguir. Y también saben que un 99,99% del electorado no tiene ni puta idea de economía. Está claro que la Economía es contra-intuitiva. Es algo que he podido comprobar con toda clase de universitarios. Y por serlo, es casi una tragedia que no se enseñe desde la secundaría a todos los estudiantes. Y esto no va a cambiar, como hemos visto recientemente con un texto de educación financiera para niños en la comunidad de Castilla y León. En las actuales democracias, donde no existe límite alguno que proteja la libertad del individuo porque cualquier límite puede ser abolido democráticamente, es lamentable y dramático que prácticamente nadie reclame una enseñanza de economía y educación financiera en las escuelas. Es el sistema perfecto para pegarse continuamente tiros en el pie, hasta quedar completamente paralíticos.

Leyes Físicas, Biológicas y Económicas.

Sólo deficientes mentales osarían desafiar las leyes físicas y biológicas. En cambio, son innumerables los que creen que pueden ignorar las leyes económicas. Los gobernantes pocas veces admiten que su poder se halle limitado por leyes distintas de las físicas y biológicas. Jamás aceptan que los tan lamentados fracasos son consecuencia de haber violado perentorias leyes económicas. (L.V.M.)


La Acción Humana, Tratado de Economía

jueves, 4 de octubre de 2018

Economía 1.0 por Gloria Álvarez: "Cómo acabar con la corrupción"

Gloria Álvarez


Economía 1.0 por Gloria Álvarez: 
"Cómo acabar con la corrupción"

Escohotado, sobre el "Che"



El presentador le pide a Escohotado una breve descripción del Che.

Profesor Rguez. Braun: "sobre la riqueza extrema"

Versión corta:
“Para demostrar que la riqueza extrema es mala, hay que demostrar que hay una relación directa entre la riqueza y la pobreza, es decir, hay que demostrar que los seres humanos cuando interactuamos, somos de suma cero y que cuando yo hago un negocio contigo, si tu ganas, yo pierdo. Si no demuestras eso, ese argumento no vale”. (Profesor Rodríguez Braun)

sábado, 29 de septiembre de 2018

Postmodernismo (2 de 2) - Ideología de Género, Feminismo 3.0, LGBTI-etc, Multiculturalismo, Neolengua, Cambio Climático, Heteronormatividad, Decrecimiento, Soberanía Alimentaria, Poder, Marxismo Cultural, Estatismo

Decrecimiento

Decía en el post anterior, que la ideología de género es un gran negocio (sin base científica algunamediante el cual, diversos colectivos, asociaciones y profesionales, es decir, lo que en economía se conoce como lobbies, minorías o grupos de presión organizados, extraen rentas de las arcas estatales -y supraestatales- procedentes de las mayorías desorganizadas. Rentas contabilizadas, a día de hoy, por miles de millones de euros. 


Se encuadra, esta ideología, dentro de un movimiento filosófico más amplio mediante el cual se pretende sustituir la antigua lucha de clases marxista por una actual supuesta lucha de colectivos de minorías oprimidas contra el colectivo opresor [P (Patriarcado):⇔C. O. (Civilización Occidental)] y sus instituciones (género contra género, raza contra raza, etc); donde el individuo no es considerado por sí mismo, sino por su pertenencia a un colectivo (eso no ha cambiado), y aparentemente (sólo aparentemente), la Economía ya no es el quid de la cuestión: ahora lo es el Poder.

Del libro de Alicia Rubio