.

.

viernes, 5 de junio de 2015

Publicidad Euromillones: "El premio es la Libertad"




Estábamos un poco confundidos y "parió la abuela". Esta noche sortean "libertad". "La Libertad es el premio".

Se trata del spot de Euromillones de hoy (ver más abajo), que tiene un bote de 100 millones de €.
Esto de cambiar el significado de los conceptos desde instancias políticas es de sobra conocido. Ya nos ilustró Orwell en su "1984" con la Neolengua. Pero que se haga desde un spot publicitario,... "manda webos": "La libertad es algo que un día te llega" ..., dice el anuncio. 

http://es.wikipedia.org/wiki/George_Orwell
Orwell 1984
La Neolengua, es descrita por George Orwell en su novela como “el idioma ideado para satisfacer las necesidades ideológicas de Ingsoc (Socialismo Inglés)”

Suelo apoyarme en los anuncios de forma positiva para explicar conceptos económicos, pero esta vez es al revés, el spot es muy negativo.  
Se confunde la libertad con el concepto de capacidad o poder. Como si fueran sinónimos. Que yo no tenga hoy la capacidad o poder de compra que tendré mañana cuando me toque el gordo, no me hace menos libre. Tampoco tengo la capacidad de hacer lo que -desgraciadamente- nos hizo Messi en el primer gol de la pasada final de copa, pero soy libre de hacerlo. 


Si yo no puedo hacer hoy lo mismo que haré mañana cuando me ingresen esa porrada de millones no es porque alguien me lo impida hoy aniquilando mi libertad. 
Libertad es ausencia inicial de coacción entre seres humanos. La Libertad es un valor y un derecho que los seres humanos en sociedad nos reconocemos unos a otros para actuar o no actuar como creamos conveniente sin coacción inicial contra otros seres humanos. Es decir, la cuestión es no iniciar el uso de la fuerza ni amenazar con usarla. O sea, no se trata de ser pacifista, se trata de hacer lo que te dé la real gana siempre que no suponga una agresión a un tercero. No se viola la libertad de otro si te defiendes de una agresión inicial. 

Lo que ocurre es que una vez tienes bien definidos los conceptos, empiezas a identificar y encuadrar con claridad legislaciones y conductas de políticos y burócratas. Si la gran mayoría de la población lo tuviera así de claro, entonces, los políticos tendrían un problema para mantener su tinglado. La libertad no te llega cuando puedes vivir sin trabajar (como dice el anuncio) y tampoco la pierdes si no puedes hacer lo que hace Messi. La pierdes cuando alguien te impone algo sin tu consentimiento y sin mediar una agresión previa por tu parte (o incumplimiento contractual). La pierdes cuando te obligan a trabajar para otros bajo amenaza de cárcel. De ahí que al político no le interese que la gente tenga claros los conceptos y necesite por tanto una "Neolengua". Entonces, el Estado nos cambia el significado de libertad por el de capacidad o poder tener acceso a determinados bienes y servicios (igual que el spot). Ocultando en la inmensa mayoría de los casos, que es el propio Estado el que impide ese acceso, porque previamente ha recortado o suprimido la libertad individual con su voracidad fiscal y sus regulaciones que limitan o prohiben los contratos libres.

Aquí abajo el spot completo. Me temo que hoy no puedo decir como en otras ocasiones eso de que "no recibo comisión de esta empresa .... peeeeero no me importaría que me la dieran".  


Sobre este asunto de cambiar el significado de las palabras (por ejemplo: el concepto de inflación) y/o emplear deliberadamente, por parte de los políticos, términos que no corresponden al concepto utilizado, sigo hablando en el siguiente post, (apoyándome en la publicidad de Toyota).


5 comentarios:

Guillermo dijo...

Enhorabuena por la entrada. Eres sabio, así que te comparto mi definición de libertad (en verso)

Libertad es romper las cadenas y atarse a la gente,
caminar con el paso valiente de un bravo guerrero,
encontrar ese olor diferente
que sólo se siente
en el aire sincero.

Libertad es que digan ¿por qué?
y contestar: Porque quiero.

Libertad es seguir una huella
sin dejarse vencer por el miedo
y soñar las canciones más bellas
porque en las estrellas
sueño cuanto quiero.

Libertad es sentir hasta pena
por los pobres con mucho dinero
Libertad es salir a la escena
y ver que está llena
de gente que quiero.

Libertad es saltar por encima
de las piedras que habrá por el suelo.
Seguir siempre camino a la cima
sabiendo que arriba
te aguarda un te quiero.


Libertad es romper las cadenas y atarse a la gente,
caminar con el paso valiente de un bravo guerrero,
encontrar ese olor diferente
que sólo se siente
en el aire sincero.

Libertad es que digan ¿por qué?
y contestar: Porque quiero.

Guillermo dijo...

Y como bonus, otros versos sobre la felicidad que se busca en el dinero (inspirado en esos cuentos sabios que leíamos de niños)

Hace mucho, en un reino lejano,
con justicia reinaba un gran hombre.
No tenía ni amigos, ni hermanos.
Era un ser humano.
No importa su nombre.

Poseía riquezas sin cuento
en tesoros que había ganado.
Pero un día soltó un juramento.
No estaba contento.
No estaba saciado.

Algo dentro de sí le pedía
y ningún buen manjar le llenaba.
Algo dentro de sí le dolía,
mas nadie sabía
lo que le faltaba.

Decidió ir a buscar lo profundo
que pudiese llenar su vacío.
Y así fue, como un buen vagabundo
salió a ver el mundo
sin miedo ni frío.

Preguntó en facultades y templos.
Preguntó a los más sabios y viejos.
Pero nadie le daba un ejemplo
ni risa, ni tiempo,
ni buenos consejos.

Buscó mucho también en las cosas,
en la fiesta continua, el exceso,
en tratar de cazar mariposas
pupilas graciosas
con ojos perversos…



Y al final, agotado y rendido,
se sentó a recobrar el aliento,
y así estaba sin más, distraído,
y de pronto un sonido
llegó con el viento.


Era un hombre tocando un flautín
que sonaba como un sentimiento.
Y el buen rey, conmovido por fin
le quiso pedir
su sencillo instrumento.

El buen hombre accedio sin tardanza
Y el buen rey sonrió imaginando
Lo feliz que le harían las danzas
Y el hombre sin flauta
Se fue caminando

Pero entonces el rey que buscaba
lo que no consiguió entre los sabios
escuchó una sencilla tonada
que el hombre silbaba
sólo con sus labios…



Y entendió en ese mismo momento
la enseñanza que no tiene edad:
el tesoro de un hombre contento
es su movimiento…
Es feliz y da.

Guillermo dijo...

Por terminar en prosa, te diría que la experiencia es que quien era gilipollas antes de que le toque la lotería, lo sigue siendo un año después. Y quien era sabio, idem.

El dinero cubre necesidades y seguridad, pero si una vez cubiertas las sigues "regando" te hartas o te vuelves paranoico. Las otras necesidades (afecto, validez, autorrealización) se pueden llenar hasta el infinito, y en ese proceso, el exceso de dinero es un estorbo, salvo que lo uses para crear empresas que generen bienes de verdad (servicios, alivio de necesidades, crecimiento en afecto, validez y autorrealización de los clientes...)

Así que, parafraseando a Cortázar, cuando te regalan unos millones de euros, eres tú el regalado, pasando a ser su esclavo...

Kaialde dijo...

Guillermo, un saludo, y gracias por darte una vuelta por aquí de vez en cuando.

Guillermo dijo...

De nada. Cuando quieras, eres bienvenido a un blog de psiquiatría etica (que por las malas es un mundo de locos...)

http://psiquiatriapocoapoco.blogspot.com.es/?m=1