.

.

sábado, 18 de marzo de 2017

La increíble máquina de hacer pan (R. W. Grant)

Durante la Revolución Francesa cortaban la cabeza a los panaderos porque subía el precio del pan; y cuantas más cabezas cortaban, más subía el precio del pan. Las leyes económicas se cumplen inexorablemente. Són válidas para todo tiempo y lugar. Consabido es que Venezuela es un estercolero socialista donde los principales criminales y saqueadores están en el gobierno abatidos por la regularidad de los fenómenos económicos. Conocedores desde los inicios del fracaso de su proyecto, aguantan en el poder a costa del sacrificio y sufrimiento del pueblo. Con motivo de la última "Madurada" que amenaza con la expropiación de panaderías, traigo a colación la historia de "Tom Smith y la increíble máquina de hacer pan", (traducida por Jesús Huerta de Soto y publicada en el primer volumen de "Lecturas de Economía Política"): 





"Aumento ilegal del precio es cobrar más que un colega, pero si cobra usted de menos es desleal competencia. Y téngalo bien presente, no haya en esto confusión: si cobran todos los mismo será confabulación"






No hay comentarios: